default image

    Conocí al Dr. Eduardo Jahn hace pocos meses, asistí a su consulta con mi hijo Diego de 10 años de edad.
    Él nació con una disgenecia del cuerpo calloso y parálisis cerebral, lo cual ocasiona un retardo general del desarrollo y problemas motores bastante fuertes, pues mi hijo se mueve con dificultad y en general está por debajo de su edad cronológica.

    Desde el primer momento me sentí cómoda con el Dr. Jahn, sentí que podía expresarme con libertad y bajo su mirada “que no se le escapa nada”, fue capaz de ayudar a Diego. En muy poco tiempo se han logrando varias cosas:
    1) Dejó de hacerse pipi en las noches, pues hasta ahora tenía que ponerle pañales, desde que empezó a tomarse los medicamentos Diego logró controlar mucho mejor sus esfínteres.
    2) Su nivel de concentración aumentó muchísimo y es capaz de hacer una tarea completa sin perder la paciencia (cosa que era casi misión imposible)
    3) Logró mejorar mucho los niveles de frustración, controlando mejor sus ataques de ira y ansiedad.
    4) Esta muuuuucho mas pilas, más simpático, mas acá.

    Sé que nos falta mucho camino por recorrer aún, pero en mi transitar que ha sido muy largo y muy duro, CONSEGUÍ EN EDUARDO UN GRAN ALIADO!!!!, es un ser humano excepcional, capaz, astuto, asertivo 100% es de los que pocos se consiguen y por eso me doy la tarea de decirle al que me lee CONFÍA EN EDUARDO, yo estoy super feliz, agradecida y sé que lo mejor está por venir.

    Dios no abandona a ninguno de sus hijos y a nosotros los pacientes de Eduardo nos mandó un ANGEL QUE CURA!!!!
    Gracias primeramente a Dios por colocarme en el camino correcto y al Dr. Jahn gracias y miles de gracias por TODOOOOO!!!!!

    Giuliana Granchelli 19/10/2016