Más sobre la neurofarmacología clínica: preguntas y respuestas

Más sobre la neurofarmacología clínica: preguntas y respuestas

¿Qué aportes prácticos ofrecen los actuales conocimientos sobre el Sistema Nervioso Autónomo a la medicina moderna?

La Neurofarmacología medica al Sistema Nervioso Autónomo para atender al funcionamiento de todo el cuerpo, al ritmo de Sueño-Vigilia y a las emociones. Actualmente se puede generar farmacológicamente una tendencia, una estrategia terapéutica muy sutil, que restaure el normal funcionamiento del Sistema Nervioso Autónomo. Existe un diseño terapéutico adaptado a cada uno de nosotros que permite la restauración del equilibrio de este sistema tan importante en nuestra vida diaria. Aunque no existe una pastilla única que produzca la corrección del funcionamiento del Sistema Nervioso Autónomo y que sirva para todas las personas, sí existe una forma de trabajar para obtener la información y el aprendizaje necesarios que permitan a los pacientes ser menos vulnerables a las exigencias y los altibajos de la vida moderna.

¿Qué impacto tiene la neurofarmacología clínica en las especialidades médicas?

La neurofarmacología clínica tiene su mejor utilidad en la integración de las especialidades médicas en torno a la terapéutica. Al lograr el condicionamiento del Sistema Nervioso Autónomo, la neurofarmacología permite un mejor desempeño de otros medicamentos ante distintas enfermedades, con la consiguiente disminución de sus dosis en enfermedades autoinmunes, neurológicas, psiquiátricas, neurodermatosis, adicciones, procesos alérgicos y asmáticos, trastornos del aprendizaje, déficit de atención, Miastenia Gravis, fibromiálgia, alteraciones del sueño y otras afecciones agravadas por el estrés crónico. Así mismo, favorece la racionalización e individualización de la medicación y la disminución de los riesgos prequirúrgicos.

¿Cuánto de esta información llega a las escuelas de medicina?

Lamentablemente, no hay un estudio sistemático en las escuelas de medicina que permita dar información a los médicos para realizar tal manejo farmacológico. Esto es debido a que la integración del enorme volumen de información que se ha acumulado en la última década no se puede sintetizar en un solo tratamiento. No es posible “enlatar” un tratamiento para las masas. Esto lo hace poco rentable y atractivo para la industria de fármacos y, resulta poco manejable por cada médico en su consulta, ya que escapa de su especialidad. Por estas razones, en la actualidad la neurofarmacología clínica viene a ser una inter-disciplina que complementa el trabajo de otros especialistas.

¿Cómo puede evaluarse el Sistema Nervioso Autónomo?

En la actualidad podemos hacer evaluaciones cuantitativas en la sangre y medicar en función de los resultados para corregir alteraciones funcionales u orgánicas del Sistema Nervioso Autónomo, tanto en el caso de alguna enfermedad como de algún simple “desequilibrio del Sistema Nervioso Autónomo”. También podemos hacer evaluaciones a partir de imágenes en tiempo real. Todo lo anterior, en pro de la investigación, sin embargo, la evaluación clínica de sus patrones de sueño, de los síntomas que presenta, del patrón de las emociones que predominan, del nivel de energía que despliega el paciente, se puede determinar la funcionalidad de su propio Sistema Nervioso Autónomo; Es así ya que todas estas características son propias de dicho sistema.